Buscar este blog

Páginas vistas en total

Entradas populares

miércoles, 29 de mayo de 2013

"Sin nada que contar, simples palabras"


Ando en los días
confundiendo miradas
atadas como pañuelos al viento,
no se que hacer sin ellas ya,
atadas a mi en momentos sombríos,
dan vida a mis días.
No hay nada que contar amiga,
todo es tan simple y sencillo
como es la vida,
solo jugamos a engañar a la tristeza
uniendo ratos robados, como adolescentes,
a la vieja experiencia 
que nos aconseja cerrar los ojos a todo
y saborear, dulcemente, a tragos lentos
y acompasados,
las chispas fugaces llamadas felicidad...
( Soledad, vieja amiga, a momentos me olvido de ti, perdóname )

" Horas vacías " VI


7'30

He drenado el alma
desgranando palabras que no salen de mi boca,
quizás mañana ( hoy)
al mirar al frente estés más limpia,
quizás hasta más fuerte,
pero has sido un poco traicionera
en el camino has dejado,
solo y maltrecho,
a tu compañero de camino...
¡ No, no llores corazón mio,
mañana te cobijaré de nuevo
con una sonrisa!
Saldremos a enfrentarnos a la vida,
-prostituta barata que a todos sonríe
por unas pocas monedas-.

lunes, 27 de mayo de 2013

" Horas vacías" V


Me siento cansada, tan cansada
que a veces quisiera rendirme,
tirar la toalla de las ilusiones.
Ya no distingo el color
de los días por venir,
y la luz del fondo es tan tenue
que mis ojos, agotados,
no logran distinguirla.
Navego un poco a la deriva,
dejándome llevar por vientos:
Si brisa, calmada y apática, harta de calma chicha,
otras en remolinos, mangas de mar
que engullen y alzan mentirosas
a tocar estrellas que no existen,
para soltarme, amargamente,
en la más brusca realidad.

" Horas vacías " IV


Son las 7,
arrullan las palomas y el canto de los pájaros
mancha el silencio.
Tras los visillos el día va despertando,
y yo sigo sentada
deshojando horas hambrientas de cariño, que
como yedras, se abrazaron
al sueño de las realidades rotas,
sin dejarme opción siquiera
de sepultarlas por un rato. 

domingo, 26 de mayo de 2013

" Horas vacías " III



Me miro en ti, que soy yo,
te veo desconocida y desgastada,
agotando, abrazada en silencios,
tus últimas sonrisas, que, a veces tímidas,
se niegan a morir;
y restriego con rabia los reflejos turbios
del espejo,
otras te sonrío con dulzura
buscando en esperanzas alientos
que no escapen en suspiros.
Sueño que te traspaso, y voy, como Alicia,
a un mundo paralelo
en el que me está permitido
hacer realidad mis fracasos.

" Horas vacías" II




La tenue luz de la mesilla
abriga y cobija silencios,
despeja miedos de ensueños,
pesadillas pasajeras que desvelan
después del desvelo primero.
No quiere acoger la noche la dulzura
de unos besos, se niegan,
no dan más que tu imagen alejándote,
apartándote de mi
sobresaltando el leve sopor.
...y me refugio en las vivencias,
en las hoyadas huellas que el tiempo dejó
en el alma herida y cansada,
en los recuerdos  de niño del poeta amigo.
...Refugio de añoranzas,
no sabes cuantos segunderos abrazan
la miel y canela, el tañer de la campana,
las coplillas, la jara del camino, las chotas,
los ladridos de Sultán y Canelo...
lleno páginas en blanco como único testigo
de la madrastra, que con brazos caídos y fríos,
se niega a acogerme dejándome de nuevo
en caminos desiertos.
Vuelvo a perderme por senderos conocidos
hundiendo mis huellas una y otra vez en el destino
que, tozuda y terca, me niego aceptar.
Intento reinventarme, andar por veredas
adyacentes limpias de guijarros
que creí quitar,
y me encuentro perdida
sin saber bien si repito los caminos
girando como una noria en el tiempo.




" Horas vacías"



5'30

En la distancia del tiempo
que recorre medidas de hojalata,
entre Sal y Esparto,
ahuyento miedos y soledades
en el silencio triste de la madrugada,
solo el tic-tac del reloj me acompaña,
unos pasos perdidos,
el motor de un coche
y el maullido de un gato que busca hembra,
son los pasos del segundero, que lento,
se niega en abrigar con dulzura
mis párpados sombríos y sedientos.